Desafiar a la gravedad, desafiar al clima, desafiar al océano, volar... CORRUBEDO, 101 motivos.

Volar y volar. Desafiar y desafiar. Volar y volar, y nadar y nadar, y desafiar y desafiar. Nuestro CORRUBEDO te invita a salirte del carril..., ¿que te has comprado un coche con alerta de cambio de carril...? ¡Ah, pues déjalo aparcado antes de entrar en Corrubedo! Aquí salirse del carril es obligatorio. El "salto del ángel" es materia reservada para los que no son angelitos. Los que vuelan son aquellos que, de vez en cuando, recuerdan que no siempre es bueno "andar con los pies en el suelo". ¿Rocas? ¿Niebla? ¿No te estarán frenando demasiadas cosas, no? ¡Desafía, que algo queda! ¡Disfruta del desafío, que es lo que de verdad te quedas! (T)e lo debes.