Reflejar, ser reflejado, jugar con las luces y dejar que las luces jueguen con tus reflejos. CORRUBEDO, 101 motivos.

Las luces y las sombras. Las nubes y los claros, Los reflejos, los fantasmas, los misterios. Y las luces y las nubes. Y las sombras y los claros. Y tus misterios, tus fantasmas y tus reflejos. La noche de Corrubedo solo te sorprende..., si tú no la sorprendes a ella. Tus fantasmas solo te asustan..., si tú no los asustas a ellos. La noche de Corrubedo asusta a tus fantasmas. La noche de Corrubedo sorprende a tus misterios. La luz de la noche. La sombra del día. Cálidas ambas. Húmedas. Misteriosas. ¡Sorpresa!